Cómo liderar una transformación revolucionaria en la gestión del talento

Cómo liderar una transformación revolucionaria en la gestión del talento

Las personas son uno de los activos más importantes para asegurar el crecimiento y las ventajas competitivas de las organizaciones. Tradicionalmente, el área de Recursos Humanos está centralizada en Servicios Empresariales y, por ello, es importante entender cuál es la mejor forma de organizar estos equipos para que puedan agregar valor a las áreas de negocio a través de una gestión eficiente, innovadora y eficaz del talento de toda la organización. . De hecho, en la actualidad asistimos a una gran brecha entre la oferta y la demanda de talento, una escasez de habilidades en las organizaciones y un aumento en la rotación de recursos. Como resultado, el 27% de los trabajadores de "alto potencial" planea dejar su empresa actual dentro de un año y, en lo que respecta a la generación millennial, solo el 18% tiene la intención de mantener su trabajo actual. La urgencia de una transformación disruptiva en Talent Management es aún más clara cuando observamos que la pérdida de talento clave en una empresa tiene un costo equivalente a aproximadamente 6 a 24 meses de salario. Estos son los antecedentes que llevan a la mayoría de los directores ejecutivos y gerentes de recursos humanos a poner un programa de gestión que garantice el talento adecuado en los roles correctos en la parte superior de sus agendas. Cada vez está más claro que para que una organización mantenga un alto rendimiento, es esencial tener éxito en la atracción, desarrollo y retención de talento. El viaje hacia esta transformación implica romper los paradigmas actuales de la gestión tradicional de recursos humanos: jerarquía organizativa rígida con poca colaboración, informes oportunos de datos no relevantes y tecnologías y plataformas dispares junto con tareas de reelaboración manual. Lograr un modelo verdaderamente ágil en Gestión de Personas significa altos niveles de automatización de procesos, uso de la tecnología más avanzada para mejorar la experiencia del cliente, convertirse en una unidad de consultoría empresarial y socios, y desarrollar una organización flexible y colaborativa. No se debe subestimar el tiempo y esfuerzo necesarios para el éxito de este viaje, ya que requiere la colaboración de varias áreas y la alineación de los equipos de gestión. Por ello, hemos recogido los principios fundamentales que ayudan a los líderes a movilizar e inspirar cambios en los procesos de gestión de personas y talento en los Servicios Empresariales. Crear un modelo de servicio basado en procesos de un extremo a otro y centrarse en el cliente. La estructura típica de Recursos Humanos en Servicios Empresariales es vertical y con varios silos funcionales. Adoptar una estructura horizontal que se organice de acuerdo con los tipos de necesidades del cliente interno asegura una respuesta más rápida y efectiva. Esta organización separa claramente las actividades que requieren más conocimiento y experiencia de aquellas que pueden dirigirse hacia el autoservicio o la automatización. Normalmente, estas necesidades / equipos se dividen en los siguientes grupos: Service Center / Helpdesk: actividades de resolución simple que no requieren un recurso especializado, a menudo automatizadas o en modo autoservicio. Soporte empresarial: consultoría para dar soporte a las necesidades de los responsables de áreas de negocio, por ejemplo, para atacar un problema de rotación de recursos en un equipo específico. Este tipo de actividad requiere trabajar en estrecha colaboración con los gerentes en un modelo de asociación. Centro de experiencia: proporciona insumos estratégicos como políticas y programas en toda la organización. Al asignar los recursos adecuados para resolver los problemas más adecuados, el modelo se vuelve más proactivo y de extremo a extremo porque aborda todas las necesidades de los clientes internos. Para las áreas de negocio, la interacción también se facilita porque se aclara el punto de contacto para cada tema. Además, la creación de un servicio multinivel permite resolver problemas más complejos a un nivel superior, liberando a los equipos restantes para que resuelvan eficazmente problemas que son más fáciles de resolver. En los Servicios Empresariales, la satisfacción del cliente depende directamente del rendimiento operativo de los servicios prestados, es decir, la cantidad de problemas que se resuelven la primera vez (es decir, la ausencia de recurrencias) y el tiempo necesario para resolverlos. La creación de este modelo de servicio contribuye al enfoque en el Customer Centricity. Sin embargo, garantizar que todas las partes de este modelo funcionen juntas es uno de los mayores desafíos en esta transición. Maximizar el valor agregado La transformación del programa de Recursos Humanos requiere un análisis en profundidad del trabajo administrativo que realiza el equipo. Por lo general, el tiempo dedicado por estos equipos a actividades transaccionales con poco valor agregado promedia el 60%. Para invertir la distribución del tiempo dedicado a cada proceso, como se ilustra a continuación, es necesario transformar el trabajo transaccional en tareas de soporte con valor agregado. Este cambio implica rediseñar los procesos, identificar todos los residuos y reducir su Lead Time. El uso de la tecnología permite sustentar las mejoras del nuevo proceso mediante la automatización de tareas repetitivas o el uso de inteligencia artificial y aprendizaje automático, por ejemplo, para el proceso de contratación. Además de la reingeniería de procesos, es fundamental desarrollar nuevas habilidades en la organización para potenciar el valor añadido de los procesos. Las habilidades relacionadas con la analítica, la resolución de problemas y la capacidad de adaptación son más importantes que nunca. Diseñar e integrar cada una de las piezas de este modelo de Recursos Humanos requiere experiencia, alineación gerencial y el establecimiento de pasos para guiar al equipo en esta transición. Definir responsabilidades, optimizar y estandarizar procesos, diseñar una estructura organizativa personalizada y gestionar el cambio y la comunicación son las principales etapas para tener éxito en liderar este proceso de cambio revolucionario hacia un Servicio Comercial.

Recent Posts

Generación de riqueza en las organizaciones
Trabajo presencial y remoto: el futuro es mixto
El impacto de la planificación estratégica
 
arrow up