La mejora continua

La mejora continua

La mejora continua es un tipo de cambio que se centra en el aumento de la eficacia y / o eficiencia de una organización para cumplir con sus políticas y objetivos. Hoy la mejora continua es una necesidad, dentro de las empresas ya que compiten por la supervivencia y por el dominio del mercado. No se limita a las iniciativas de calidad, sino que también en la mejora en la estrategia empresarial, los resultados del negocio, cliente, las relaciones con los empleados y proveedores.

La mejora continua es el cambio gradual sin fin, mientras que la mejora continua es un cambio incremental. Ambos tipos de mejoras son lo que los japoneses llaman KAIZEN™ que significa cambio para ser mejor, KAIZEN™ es mejora continua.

Esta Metodología es el resultado de una serie de desarrollos y métodos generados por consultores mundialmente reconocidos  (Masaaki Imai, Ishikawa, Onho, Karatsu, Mizuno, Taguchi, Shingo y Tanaka, entre otros), los cuales fueron desarrollando una idea y dieron forma a un sistema de producción que llevó a sus principales empresas a ser de talla mundial (Toyota, Honda, Toshiba, Sony…), que constituyen no sólo sinónimo de CALIDAD, sino también de PRODUCTIVIDAD y RENTABILIDAD, dando pie a desplazar de la competitividad a grandes corporaciones estadounidenses, alemanas e inglesas entre otras.

Se basa en 7 sistemas:

Producción “Justo a Tiempo”: (conocidos como Just-in-Time o Sistema de Producción Toyota). Tiene por objetivo producir en la medida y condiciones requeridas por los clientes, evitando altos costos financieros por acumulación de insumos y productos terminados y logrando altos niveles de rotación de inventarios, y consecuentemente altísimos niveles de rentabilidad.

Calidad Total: Tiene por objetivo lograr la calidad total e integral de todos los productos y/o servicios y procesos de la empresa.

Mantenimiento Productivo Total. Para tener disponibilidad de las máquinas e instalaciones en su máxima capacidad de producción, cumplimentando los objetivos en materia de calidad, al menor coste y con el mayor grado de seguridad para el personal que opera las mismas.

Círculos de Control de Calidad: Que permiten la participación del personal en la resolución de problemas o bien en la búsqueda de soluciones para el logro de los objetivos.

Sistema de Sugerencias: Destinado no sólo a motivar al personal, sino a utilizar sus conocimientos y experiencias. Constituye una “puerta de ingreso” a las ideas de los trabajadores.

Despliegue de políticas: Tendiente a la plena participación de todos los niveles y áreas de la empresa en las actividades de planificación y en las de control y evaluación.

Sistema de Desperdicios (Mudas): Cuyo objetivo es la reducción sistemática de los costos analizando de forma pormenorizada y metódica los niveles de fallas, desperdicios (mudas en japonés), componentes y funciones, tanto de los procesos y actividades, como de los productos y servicios generados.

Recent Posts

Generación de riqueza en las organizaciones
Trabajo presencial y remoto: el futuro es mixto
El impacto de la planificación estratégica
 
arrow up